domingo, 5 de octubre de 2008

Te Deum por Témporas

Siempre es buena hora para entonar un Te Deum. Pero hay días señalados en que se debe, y hoy debo yo y ahí va:



He dudado entre unos cuantos de mi predilección, pero he escogido este. Los franceses del Grand Siècle tienen una probada gracia para los tedeums. Verbigracia este tan "bailable", con su trompetería y tamborrada, rutilante como la corte du Roi Soleil. Oh!

Et moi aussi je chante mon particulier Te Deum (dentro de lo que cabe que un Te Deum sea "privado", si me explico).


Y repetimos: Ahora sólo la fanfarria inicial, más sonora y un tanto piú "maestosa" que la del youtube anterior. Con la vinajera y el pie de candelabro y la punta de un cornijal recien servido (la voz con la letra del himno la pongo yo (y Uds. conmigo si quieren acompañarme, con mucho gusto, of course)).




+T.

3 comentarios:

el_capullo dijo...

Qué música tan hermosa se ha compuesto para Dios. Para Él siempre fue lo mejor. Lástima que la Iglesia no haya sabido conservar uno de sus mayores tesoros: la música litúrgica en la liturgia.

Ignacio dijo...

Link

Terzio dijo...

Bueno...La música de Lully & cía es tan cortesana como religiosa; y a veces más cortesana que pía.

La Iglesia no cuanta ahora con medios para mantener activo su ingente patrimonio musical. Pero lo peor es el cambio/la fata de sensibilidad litúrgico-musical de los fieles (y lo que es mucho peor: del clero). Todo se nos ha vulgarizado, en el más bajo sentido del concepto, lamentablemente.

'