martes, 21 de octubre de 2008

Úrsula y XI mil olvidadas Santas Vírgenes

Iba a poner " U. y once mil perdidas...", pero he advertido a tiempo que resultaría equívoco refiriéndose, precisamente, a Once Mil Vírgenes. Que tiene tela el asunto. Porque se trata de eso: Úrsula y sus OnceMil compañeras mártires, vírgenes todas...y olvidadas.
Colonia fue el lugar donde empezaron a venerarse, allá por el siglo IX, cuando hallaron una lápida en una iglesita, con una referencia sumaria a Úrsula y su martirio. Después, la devoción derivó en una saga de esas que fascinaron al Medievo Cristiano, recogida en la Legenda Aurea. Lectura que recomiendo porque tiene todo su encanto - y con toda su gracia - .

Pero resumiendo, para que mis amables y virtuosos visitantes se hagan una idea, érase que la bella y virtuosa Úrsula, princesa bretona de cristianos padres, fue pedida en matrimonio por el hijo de un poderoso rey de Inglaterra. Como el pretendiente era pagano, Úrsula da largas al asunto y propone una serie de condiciones: Que le den diez compañeras virgenes y mil virgenes sirvientes para ella y otras tantas a cada una de sus compañeras, y barcos para embarcarse, y todos los pertrechos para un viaje a Roma y otros lugares durante tres años, terminados los cuales accedería al casamiento. - Me callo las peripecias y me voy al final: Desembarcan en Colonia, y allí son masacradas por una hueste de horrendos bárbaros las Once Mil y Úrsula con ellas, al negarse a las impías proposiciones del bárbaro rey que sitiaba a la sazón la ciudad. Una de las once mil (asustadita la pobrecita como una liebre) se escabulló como pudo y se emboscó en una cueva que había por allí; Córdula se llamaba la huída. Mas recapacitando sobre la suerte de sus compañeras y recobrando el valor perdido, al dia siguiente se presentó ante los crueles victimarios, que la sacrificaron como a sus Santas socias.

¿Alguna observación? Yes. Por lo pronto que en la narración de la Legenda aparecen madres, tias, primos, tios y una galería de parientes de Úrsula y sus compañeras; unos son obispos, otros de estirpe imperial, otros paganos que se convierten y al final están en el momento del martirio; también aparecen ángeles que avisan. En fin una verdadera historia al gusto de la época. Jácopo de la Vorágine, el autor-recopilador, observa con cierto ánimo crítico que si bien algunos señalan mediados del siglo III como fecha del martirio de las OnceMil, él opina que hubo de haber sido más tarde porque en aquella época todavía no habían hunos en Alemania (perspicaz observación, para que luego se diga) y otro par de detalles más. Total, que él propone mejor mediados del siglo V, que fue cuando de verdad los hunos asolaron Occidente. No sé cuando, pero en otras tradiciones, es el mismísimo Atila rey de los hunos el que se insinúa a la virgen mártir y el que dispara el flechazo mortal en mitad del pecho a Santa Úrsula.

Bueno, pues, a pesar de toda esta espléndida epopeya, Santa Úrsula y sus OnceMil camaradas han desaparecido del Misal y los santorales. y encima con pitorreo por lo de las once mil virginidades y demás. Seguro que los antipáticos Bolandistas andan por medio y tienen algo que ver con la desaparición. Y por supuesto los impíos liturgistas post-conciliares (pérfida canalla).

Una pena. Porque como Santa Bárbara y Santa Catalina y otras grandes olvidadas, Úrsula y sus OnceMil están ricamente representadas por lo mejorcito del arte europeo (y hasta por mi caro Caravaggio, que estaba pintando el cuadro de más arriba cuando se murió, q.S.G.h. Amén). La iconografía de esta Santa y sus Etc. cuenta incluso con un auténtico "cúlmen": La arqueta de las reliquias de Santa Úrsula pintada nada más y nada menos que por el maestro Hans Memling, gloria del flamenco (y olé!). El tema de la historia y martirio de Santa Úrsula y las 11Mil estuvo tan de moda que hasta existe otro precioso pintor flamenco, anónimo, conocido como "Maestro de Santa Úrsula", por un retablo-políptico que pintó, hoy entre las joyas del el Museo Groninge de Brujas (la arqueta de Memling está en el Museo del Hospital de San Juan, también en Brujas).

Gracias a Dios, el cura de mi Parroquia es reverente varón que compesa sus flaquezas con piedad veneranda, y siempre saca de él sabrá qué recónditos arsenales píos algún viejo oracional de donde toma la oración de estas y otras Santas y Santos perdidos. Y la reza en Misa. Y nos enteramos los devotos de que hoy es el dia de Santa Úrsula y sus compañeras Mártires (que eran, a saber, 11.o10, en realidad; y aunque estuvieron a punto de quedarse sin 1, al final fueron, contando a Úrsula, 11.011 (un bonito capicuo de Vírgenes y Santas, como Uds. pueden ver)).

p.s. No comento lo de las reliquias, porque merecería una entrada a parte: Imagínense la de cabezas de las OnceMil que hay/hubo repartidas por toda la Cristiandad; en Sevilla solamente, que yo recuerde, hay tres (y probablemente hayan más). Tampoco digo nada de las ursulinas...que todo no se va a contar, compréndanme.

& .

6 comentarios:

Ignacio dijo...

...mis amables y virtuosos visitantes....

¿yo también puedo leer,o me hago a un lado?

San Isidoro dijo...

¿Y dónde se puede adquirir/comprar la Leyenda Áurea? Yo la he encontrado en Amazon (y en inglés, of course)?

el_capullo dijo...

Cabezas en Sevilla ... Conozco la que está en Santa Inés. Pero ¿cuáles son las otras dos? Supongo que una habrá en la catedral. Hermosa historia la de las once mil. Como tantas otras de la Leyenda Dorada. Así está titulado el mío, Leyenda Dorada, en cuatro tomos gruesos y pesados (físicamente, que no en su lectura).

Terzio dijo...

Oh! Por favor!!! Mis visitantes son amables y virtuosos, of course. Y tú estás entre ellos, faltaría plus. Entiende que los grados de amabilidad y virtud no se suelen apreciar bien por el posesor sino por el receptor. Si me explico. (Y si algún odioso vicioso de la infame piara - u ociosa viciosa, que sería peor - aparece por aquí, dura menos que una saliva en una plancha. Te lo aseguro).

De la Legenda A. existen pocas ediciones diponibles. La única a la venta es una muy buena de Alianza ed. en la col. Alianza Formas, una edición del años 82 que lleva nueve reimpresiones, por lo menos, en 2 tomos.

La que dice Capull que tiene él debe ser una ilustrada de fines del XIX, muy bonita, pero que no es propiamente la obra del Btº. Jacobo Vorágine (me parece), sino una especie de "año cristiano" con lecturas piadosas para cada día.

De las cabezas, en la Catedral hay 2; y esa del convento de Stª Inés es muy llamativa porque está en una taca con reja en el muro, con su leyenda tan simpática. En Stª Clara había otra, me parece. En fin que 11mil dan para surtir de reliquias sobradamente. No problem.

Por cierto, y volviendo sobre lo mismo: Hoy es Stª Córdula, la que se escapó y volvió, que tenía celebración a parte en algunos sitios.

'

Tumbaíto dijo...

Creo, Don Jose, que en Aranda de Duero tenemos cráneos de esas vírgenes.

Terzio dijo...

Aprovecha y rézales, que 11.000 vírgenes-santas intercediendo pueden una barbaridad.

Seguro!

'