martes, 23 de octubre de 2007

Enigmáticas Credulidades


A yer me pidió un im-prójimo que le escribiera algo sobre las profecías de San Malaquías, para un foro de inet. sobre temas de historia. El im-prójimo no es de mis íntimos y no merecía especial consideración, pero él sabía que me tocaba una tecla sensible de las que me provoca irresistibles irrefrenables pedanterías. Que gustosamente pongo aquí tal cual publiqué en el foro del susodicho.

Antecedentes: Se hablaba-trataba de las célebres profecias de San Malaquías, que son una lista de 111 lemas cada uno describiendo-pronosticando a un Papa; la lista comienza con Papas del cuarto final del siglo XII y sigue hasta que termina con una admonición sobre la persecución última, el fin del mundo, y el Juicio Final, que seguirían al último Papa. Como la lista y sus Papas correspondientes se han ido adjudicando desde esa fecha que dije más arriba, estaríamos en estos momentos viviendo uno de los últimos pontificados (el penúltimo?) antes del final anunciado, que dice así:


"In persecutione extrema Sacrae Romanae Ecclesiae sedebit Petrus Romanus, qui pascet oves in multis tribulationibus, quibus transactis Civitas Septicollis diruetur, et Judex tremendus iudicabit populum. Finis. "

(En la persecución postrera de la Santa Iglesia de Roma ocupará la sede Pedro Romano, que apacentará las ovejas enmedio de muchas tribulaciones, transcurridas las cuales, la Ciudad de las Siete Colinas será destruida, y el Juez tremendo juzgará a su pueblo. Fin.)
.
Esto fue lo que escribí para el im-prójimo impertinente y su foro:

La credibilidad de las "profecias de san Malaquías" estriba en la fecha de su publicación y su publicitador: Arnoldo de Wion, monje benedictino, en Venecia, sobre el año 1590-95, publica una obra titulada Lignum Vitae. Se trata de una recopilación de noticias sobre la vida y las obras de los más eminentes miembros de la orden benedictina, desde sus orígenes.
En el Libro IIº se enumeran por orden alfabético todos los obispos que han pertenecido a la orden de San Benito; al llegar a San Malaquías, obispo de Armagh, diócesis primada de Irlanda, allá por la mitad del siglo XII, se dice esto:

" Él escribió algunos opúsculos: Yo, hasta el dia de hoy, no conozco más obra suya que cierta profecía sobre los Soberanos Pontífices. Como es corta y no ha sido impresa todavía, que yo sepa, y como muchos desean conocerla, reproduzco aquí su texto."


Y seguidamente aparece la lista de los 111 (ciento once) lemas-motes.

La crítica más contundente que se le hace a estas supuestas profecias se resume en estos tres puntos :

1º No figuran en ninguna fuente, ni sobre ellas existe ningún testimonio parcial, directo o indirecto, en toda la Edad Media, sino que sólo aparece sin más referencias en ese libro de Arnoldo de Wion.

2º Desde el primer lema (Celestino II-1143) hasta el que hace el número 75 (Gregorio XIV-1591), los lemas aluden a elementos, figuras o referencias contenidas en los escudos de los respectivos Papas, o bien sus apellidos familiares, u otras señas personales como lugar de nacimiento o circustancias conocidas de su vida-trayectoria eclesiástica. Sin embargo, desde los Papas que se suceden a partir de las fechas de publicación del libro de Arnoldo de Wion, los lemas ya no describen escudos, ni apellidos, ni otros elementos claramente identificables con los Papas correspondientes, sino que los motes deben ser intrepretados desde consideraciones más bien alegóricas o remotamente referenciales.

3º La supuesta profecía con la lista de motes-lemas papales incluye sin discriminar a los Papas legítimos y a la vez y junto a ellos, en la misma secuencia, a los Antipapas ilegítimamente impuestos o elegidos que usurparon la Santa Sede durante los períodos de crisis o controversias político-eclesiásticas del Medievo.

Durante algún tiempo gozaron de cierto predicamento, sobre todo en los años inmediatos a su publicación. El mismo Ludwig von Pastor refiere que en el Cónclave de 1590 del que salió elegido Gregorio XIV (de brevísimo pontificado), los partidarios del Cardenal Simoncelli sacaron a relucir las supuestas profecías de San Malaquías como argumento a favor de su candidato.

Después, cuando fué evidente la diferencia entre los lemas de los Papas de antes de 1590-95 y los posteriores a esta fecha (la de la publicación del libro de A.de Wion), la lista de los lemas fue cayendo en descrédito y sólo recordada como una rareza atractiva para los aficionados a los enigmas y las supercherías por el estilo.

Téngase en cuenta que los años en que se publica el libro de Arnolfo de Wion corresponde a la misma época y ambiente en que vivieron otros adivinos y prognosticadores como el famoso Michel de Nostradamus y su también afamadas "profecias".

Personalmente siento la fascinación que contienen estos capítulos de la historia, pero soy muy escèptico a la hora de considerar una posible verosimilitud en sus contenidos.

* * *


Y hasta aquí lo que escribí sobre el caso.

¿Qué más? Pues que esas cosas encantan hoy con tanta o más fascinación que en su tiempo; con la diferencia de que en el siglo XVI las cuestiones de fe, religión y piedad se tomaban más en serio y primaban sobre estas "profecías", que tenían su específico valor insertas en ese medio que las aceptaba como tales "profecías" bajo la presunta autoridad de San Malaquías.

Lo curioso es que no hace mucho, en los años cincuenta, un reportaje-documental sobre Pio XII se publicó mundialmente con el título de "Pastor Angélicus", que es el lema que en la lista de las "profecías" le corresponde al Papa Pacelli, Pio XIIº. ¿Porque se creía, porque se buscó la anecdótica coincidencia, por ninguna de las dos cosas pero sin excluir las dos a la vez...un poco? A saber...Pero así fué.

También curiosamente, los lemas de los últimos Papas, sin describir exactamente sus stemmae-escudos pontificios ni aludir a sus apellidos o procedencia, sí resultan relativamente apropiados a estos personajes (o será que la ilusión hace la acomodación); pero, por ejemplo:

Benedicto XV, el Papa que vivió todo el drama de la 1ª Guerra Mundial bajo su dificultoso pontificado, tendría el lema de RELIGIO DEPOPULATA (la religión devastada-despoblada)

Pio XI, el Papa que tuvo que sufrir el comienzo y el áuge del nazismo en Alemania y el fascismo en Italia junto con la consolidación del régimen ateo del comunismo en Rusia, tendría el lema FIDES INTRÉPITA (la fe intrépida).

Pio XII, el Papa de la 2ª Guerra Mundial, el fin del nazismo y el fascismo, el dogma de la Asunción, la apertura de la Iglesia a la modernidad, tendría ese lema ya comentado, PASTOR ANGÉLICUS.

Juan XIII, el Papa del aggiornamento que convocó Concilio Vaticano II, sería PASTOR ET NÁUTA (pastor y navegante).

Pablo VI, el Papa que protagonizó los dias del Vaticano II y su realización en la vida de la Iglesia tendría el lema FLOS FLORUM (la flor de las flores).

Juan Pablo I, que ocupó la Sede tan pocas semanas, tendría el lema DE MEDIETATE LUNAE (de la media luna).

Al gran Juan Pablo II le correspondería DE LABORE SOLIS (del trabajo del Sol).

Y al actual Benedicto XVI, DE GLORIA OLIVAE (de la gloria del olivo).


...Y ya no hay más lemas: Ese es el último de los ciento once; después sigue el tremendo final.

Se comprende que el asunto de las profecías de San Malaquías siga siendo tan atractivo, enigmático y fascinante. Y estamos en tiempos de eso: Las bagatelas primando y lo fundamental preterido; en particular todo lo que tenga que ver con la Iglesia, lo Cristiano, la Fe. Ya lo escribí aquí hace poco.


¿Ustedes qué opinan? ¿Ustedes opinan? ¿Hay "ustedes" que opinen?

Sírvanse, please. No se Corten: Sin vergüenza.


&.

14 comentarios:

Renton dijo...

Opino que has hecho un muy buen trabajo de documentación, sin embargo, conviene no olvidar lo siguiente:

"Pero del día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles que están en los cielos, sino sólo mi Padre...
Pero sabed esto, que si el padre de familia supiera a qué hora el ladrón habría de venir, velaría y no lo dejaría entrar en su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis"
(Mateo 24:36,43,44)


:|

Terzio dijo...

Pues por eso me divierte lo de San Malaquías y los lemas y los Papas.

De todas formas habrá que esperar a ver que pasa...no sea que ocurra!

Tendría toda la gracia.

(Cosas más raras se han visto).

'

Tente dijo...

Es que eres erudito en estas historias, y te van cantidad.

Lo que no sabía yo era que alguna vez se hubieran tomado en serio esas profecias de San Malaquías.

Interesante.

Tt.

tumbaito dijo...

¿Ese reloj es una foto de su casa?

Terzio dijo...

Casi.

Es un kitch: El reloj "pio", con retratos de los Papas que se han llamado Pio (desde San Pio Iº a Pio XII) marcando las horas.

Habrá que esperar otros cuántos siglos para que se completen las 24 horas con XXIV Pios...pero la profec. de S.Malaquías parece que no deja tiempo.

Una contrariedad, como ves.

'

Renton dijo...

Terzio:
De todas formas habrá que esperar a ver que pasa...no sea que ocurra

Pero si es Santo el tal Malaquías, efectivamente debería pasar, no es así?

:|

Terzio dijo...

No, hijo, no: La santidad no garantiza ciertas sabidurías (eso deberías saberlo); ni la Iglesia se hace garante de ellas.

La doctrina de la Iglesia es que "...no hay que esperar otra revelación pública antes de la Parusía de Ntrº Sºr. Jesucristo" DV 1,4.

Las llamadas "revelaciones particulares" suelen acontecer como ciertos epifenómenos de la vida espiritual/mística, que no trascienden generalmente a la vida de la Iglesia y cuya aceptación-creencia ni obliga ni es de fe, afectando sólo al que la recibe y con el valor-obligación moral relativo en cada caso particular.

Ni más, ni menos.

'

tumbaito dijo...

O mucho me equivoco o estos vínculos sobre "el libro de cintura le encantarán": este y este otro

Terzio dijo...

Chíssssimmmasss gracias!

Es una exquisitez el detalle.

Y una admiración que la web sea de un mexicano.

Tantas veces se revelan más europeos que nosotros mismos...lo cual les honra y nos deshonra.

+T.

Renton dijo...

Terzio:
No, hijo, no: La santidad no garantiza ciertas sabidurías (eso deberías saberlo); ni la Iglesia se hace garante de ellas

Es verdad...

:)

Joaquín dijo...

Altiora te ne quaesieris...

Terzio dijo...

Ah!.. Pero somos hijos de Adán y Eva, y se nota como nos tienta por ahí la "debilidad genética" los Primi Parentes (uséase, la concupiscencia del vano conocer y demás cosillas...)

'

Pneum dijo...

Las revelaciones privadas parecen ser "Viñas del Señor" plantadas donde Él quiere para nuestro beneficio espiritual.

Hoy en día ha habido una explosión de revelaciones privadas: a lugares como Lourdes, Fátima, Medjugorje, La Salette, Salta... a movimientos como Vassula y su Verdadera Vida en Dios, Picarreta y su Voluntad Divina...

El catecismo reconoce las revelaciones privadas (n.67), transcribe una (n.1937) de Santa Catalina de Siena, y ha reconocido las revelaciones privadas de Santa Faustina Kowalska y su Devoción a la Divina Misericordia, instituyendo además en el Misal Romano la fiesta del Segundo Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia.

Terzio dijo...

Pues eso: Privadas pero no obligadas; admitidas y valoradas por la Iglesia, pero según los límites de su virtualidad en cuanto tales, no más (ni menos).

'