miércoles, 21 de marzo de 2007

Viento y retorno




Leo en la prensa que el legado de la escritora chilena Gabriela Mistral depositado en la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, podrá llegar a Chile, y quedarse allí.

Me extraña que el legado de un poeta pueda permanecer lejos de su tierra; me resulta una contradictoria venganza que desacredita al artista. Alguien que sabe qué es la inspiración debe estar muy por encima de ruindades del mundo. No me gusta un Picasso lejos de España y legando/encomendando obras contra España; tampoco comprendí nunca el resabio de los exiliados desafiando e hiriendo con su exilio.

Entiendo al viento, que va y que vuelve; la golondrina con nido en dos continentes; al aventurero con el corazón entre el hogar y el mundo.

De Gabriela Mistral me extrañó, cuando lo supe, el seudónimo para ella que se llamaba, tan poéticamente, Lucilia Godoy. Lo de dejar sus papeles - los papeles de un poeta! - en los Estados Unidos, también me extraña. Escéptico, cada vez más, en políticas, no sé cuánta distancia cabe entre el Chile de la escritora y los USA, pero no estimo que merezca que la patria se quede sin la herencia documental de sus mejores.

¿Habrá algo más digno de guardarse en el país hispano de los Andes y el Pacífico que la obra de Gabriela Mistral?

Que lleguen pronto a sus fronteras, y que se queden entre las cumbres y el mar, como un tesoro de palabra de mujer.


#

4 comentarios:

Toñi dijo...

Es tangencial al post, pero también me duele que les expropien la autoría a los poetas en la Liturgia de las Horas. Hace unos días me regalaron un libro cuyo autor es un sacerdote ya bastante mayor y ponía como himno un poema de Gabriela Mistral. Se me cayó de las manos.

Terzio dijo...

Huy! De eso hay mucho. De todas formas, cuando se publicó en un volúmen aparte el himnario castellano de la Lit. de las Hs. , el petardo que preparó la edición decía que omitía intencionadamente la autoría para que fuesen oración del "pueblo" o no sé qué imbecilidades; conque muchos no saben nunca con qué palabras están rezando (algunas veces, mejor, porque hay himnos malísimos...y así no se avergüenza al "poeta" o a su "selector").

.-

Toñi dijo...

Aunque no soy aficionada al rezo del oficio, hace tiempo empecé a buscar las autorías. Todavía no he acabado ni creo que llegue a saberlas todas. ¿En qué años se hizo ese atentado a los autores? En la mayor parte de los sitios de internet solo se encuentran como himnos de la LH.

Terzio dijo...

Busca, si puedes, un tomo de BAC minor que se llama "Dios en la Poesía actual"; es una selección-antología hecha por Ernestina de Champurcín, muy buena: Claro que, como siempre, ni son todos los que están ni están todos los que son....pero es muy buena. Se publicó en 1976, y no sé si se ha reeditado, pero seguro que lo encuentras en librerías de viejso, o en iternet (iberlibro.com, por ejemplo); en ese obrita aparece buena parte del himnario castellano de la Lit. de las Hs.(que siento no te aficiones...pero te comprendo, porque no siendo ni monja ni clérigo, pués eso).

Salutem!

.-