martes, 23 de enero de 2007

Ciencia micción



En su programa Redes, la semana pasada, Punset se despachó a gusto. Entrevistaba a una tal Lola nosequé, española, no cantaora, sino profesora en la universidad de Hertsford.

El tema iba sobre robótica y últimos avances en "inteligencias artificiales". Como la peli A.I. del Spilberg, pero en serio. Y la cosa es que la peli se aproxima, como aquellos fantaseos de Verne que ya existen o, incluso, se han superado.

Durante la conversación, se decían conceptos como "comportamiento emocional de los sistemas integrados" o "inteligencias científicas" o "comportamiento inteligente" (de los robots).

Apasionante deriva y tentadoras perspectivas de vanguardias para nuestra comodidad y disfrute.

Incluso inquietantes proximidades a la ficción (hasta ahora) de muñecos electrónicos sentimentales estilo I Robot, o "replicantes" estilo Blade Runner y cía.

Lo inconcebible es que, a la vez y en el mismo mundo de Lola de Hertsford y Eduardo Punset, África agonice de hambre y sida; que la nación puntera mate todos los dias en Somalia, en Irak, en Afganistán y en dónde no sabemos; que se vendan esclavos en Arabia; que trafiquen con órganos de niños en Asia...

...o que se maten y echen a la basura millones de hijos de hombres en un mundo que avanza en la fabricación y el perfeccionamiento de "inteligencias artificiales con capacidad de emoción".

Para llorar de pena, penita pena y que cante la copla de los robots que lloran por los hombres la científica Lola de Hertsford (con Punset a la guitarra).

Un cuadro flamenco futurista.

#

3 comentarios:

Francis dijo...

Jejeje, me ha gustado la deriva que le has dado al texto, que se prometía demasiado científico (¿o cientificista?).

Terzio dijo...

Como quieras.

Y ya sabes aquello de que "...cantando la pena la pena se olvida..."

Por eso la deriva, como un especie de exorcismo cómico de lo trágico.

+T.

Agus dijo...

Catártico, yes.